Sunday, May 04, 2008


De pronto siento que este buque tan cargado
se desliza por aguas quietas…
a veces no tan quietas.
Aunque estuvo tanto tiempo varado
puede navegar hacia otras tierras.
Tengo cosas que cargar en cada puerto,
otras tengo que deshacerme de ellas.
En cada puerto recogeré parte de mi historia,
en cada uno buscaré dejar mi huella.
Son los puertos de mi rumbo aquellas cosas
que determinen la travesía de mi viaje.
No he trazado un mapa fijo,
Solo importan las vivencias,
solo importa el equipaje.
Arlene Griselle

1 Comments:

Blogger neurotransmisores said...

Viajar sin mapa es una aventura.

Saludos.

8:43 AM  

Post a Comment

<< Home