Sunday, June 21, 2009


De nuevo me visita la tristeza y trae con ella todo su equipaje.
En ocasiones he sido yo quien la ha invitado con la intención
de platicar con ella y descubrir verdades.
Verdades que aunque muchas veces dolorosas, no dejan de ser verdades.
Pero como toda visita que no esperas y que llega de improviso, sin avisar,
sueles sentirte confundido e invadido.
No estás preparado para recibirla en ese momento.
De igual forma se instala y te invade y fríamente procede
a descargar los sentimientos, las heridas, las lagrimas,
los recuerdos y las culpas que ha traído en su equipaje para ti;
como si de obsequios de hospitalidad se trataran.
Arlene G. Acevedo
junio 2009

Labels: , ,

3 Comments:

Blogger Adolfo Payés said...

Muy lleno de nostalgia que acaricia el alma con la tristeza que con maestría nos entregas en versos..

BRAVOS..

un abrazo
Saludos fraternos con mucho cariño
Un abrazo muy grande

Besos

Que tengas una muy buena semana

11:01 AM  
Blogger amor y libertad said...

pero el sentimiento desbocado abre la puerta al amor y a la vida

11:51 AM  
Blogger fgiucich said...

La tristeza es una mala compañía. Es mejor dejarla pasar. Abrazos.

4:25 AM  

Post a Comment

<< Home